Ir al contenido principal

Relato Enero Inventízate

Inventízate es otro de los proyectos en los que participo desde la red social literaria LiterUp, al igual que en los 52Retos, nos proponen un relato con una serie de restricciones. En este caso, cada mes. 

Requisitos de Enero:
a. Dos personajes deben enamorarse.
b. Tiene que haber un incendio.
c. Un personaje tiene que perder una mano.

Palabras (máximo):

500
Este fue mi relato:

Adictos.
Él resopló. Ella contuvo el aliento. Le había visto llegar y sentarse en frente. Miraba distraído su reloj y ella jugueteaba con un mechón de pelo, intentando mostrar indiferencia. Era la primera vez que le veía en la reunión de alcohólicos anónimos y eso le ponía nerviosa. No le gustaba la gente nueva.

Él la miró y sonrió. Ella se sonrojó y se sorprendió sonriéndole de vuelta. Era guapo y tenía una boca preciosa. Una que utilizaría para beber como un cosaco. Se levantó de pronto, sacudiendo el corazón de ella. “No me hables”. Al segundo, ya estaba sentado a su lado.

—¿Vienes mucho por aquí? —ella se sonrojó, esta vez de furia.

—¿Te crees muy gracioso?

Hizo ademán de levantarse, pero él le puso la mano en el hombro, sin retenerla ni apretarla, solo la posó con cuidado. Fue suficiente.

—Lo siento —parecía sincero—. Mi madre suele decir que asusto a la gente… Aunque creo que ella se refiere a cuando voy borracho —susurró esto último, acercándose a su oreja.

Olía a canela, a manzana y a humo. ¿Humo?

—Me llamo Diego.

Pero ella ya no prestaba atención, buscaba la fuente del olor.

—Oye… ¿No te huele a chamuscado?

Él la miró extrañado y luego llegó la confusión. Un gran estruendo había inundado la habitación: el techo había cedido. Ella estaba en el suelo, a unos centímetros del yeso partido. Diego había tirado de ella en el último segundo, cubriéndola con su propio cuerpo. Al mirar a través de él, vio el gran incendio que había nacido en el piso de arriba y cómo éste se iba extendiendo en la sala donde ellos estaban. El calor y el humo cargaban el ambiente y ella no se podía mover.

—Diego —al abrir la boca, tosió—, tenemos que irnos.

Le miró y vio que la cabeza le sangraba. “Claro, él ha recibido el golpe”.

—Lo siento, preciosa —él también tosió y puso cara de dolor—. Me temo que no puedo moverme —y movió su cabeza hacia arriba, señalando algo.

Con cierta dificultad, pudo ver que la mano de Diego había sido sepultada por un fragmento del techo. El corazón le empezó a latir fuertemente. A sus pies, un pedazo de yeso les cortaba el paso y a los lados, el fuego se había propagado.

—Vamos a morir.

Ambos sudaban a causa del calor. Los trozos de pared ralentizaban el fuego, posponiendo el final. Él se había dejado caer y ahora sus cuerpos se pegaban. A ella se le erizó el pelo. Seguía oliendo a manzana y a canela.

—¿Es normal que quiera besarte? —preguntó ella.

Empezaba a sentirse mareada.

Diego se incorporó tanto como pudo y le acarició la mejilla sonrosada con la mano libre. Con cuidado, posó sus labios en los de ella y los mordió. Se separaron abruptamente para toser y luego volvieron a besarse. Esta vez, apasionadamente. El fuego los envolvía.

—Solo necesité una copa para enamorarme del vodka —contestó él.

Y ardieron.


Puedes dejarme un comentario diciéndome lo que te ha parecido y en lo que puedo mejorar. Al fin y al cabo, ese es mi objetivo al participar. Y si os animáis, podéis apuntaros cualquier mes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña "Ninfea" de Francis Novoa.

Esta es la primera reseña como parte de una colaboración* con la editorial WaveBooks que han tenido la amabilidad de enviarme en formato ebook todos sus libros publicados hasta la fecha, empezando por Ninfea, un título de lo más peculiar.
Título: Ninfea. Autor: Francis Novoa. Género: Sátira, Mitología, Bizarro. Editorial: WaveBooks. Información: 155 páginas.
Sinopsis: Cansado de serle fiel a su mujer durante milenios, el inquieto Cupido renuncia a sus poderes divinos escapándose del Olimpo y bajándose a la Tierra, para perderse en el lugar más marchoso del mundo en busca de placer y diversión: España. [...] Marte y Venus requieren los servicios de Ninfea para buscar y eliminar a Cupido en la Tierra bajo la más absoluta discreción a cambio de otorgarle su antigua forma corporal. Ninfea podrá cumplir el deseo que estuvo incubando por toda la eternidad y no duda en aceptar la oferta... aunque lo que ocurrirá en España distará mucho de lo que es la discreción. [...] (Sacado de Amazon)
Opinión:

Recopilación de microrrelatos #LMDEinktober

Como muchos sabréis, en este mes de octubre nuestros amiguis de La Maldición del Escritororganizaron un pequeño concurso de microrrelatos diario. Consistía en escribir en una imagen un relato de 150 palabras o menos con la condición de utilizar la palabra que ellos proponían cada día.    Muy lejos de la intención de ganar nada y teniendo en cuenta que mi relación con los microrrelatos es algo agridulce, decidí participar algún que otro día. Al final solo me animé a escribir 7 de los 30 relatos posibles pero conseguí una mención de honor (de la que estoy muy orgullosa). Ahí van:

Día 2: Dividido.


Día 4: Bajo el agua.


Día 6: Espada.

Día 9: Chillido.

Día 11: Correr.

Día 30: Encontrado.


Día 31: Máscara.

   Eso es todo. No son mucho pero me alegro de haber participado. Creo que se ve incluso una mejora y me gusta. El año que viene volveré a escribir si lo repiten. ¿A vosotros cuál os ha gustado más? ¿Habéis participado? ¡Comentad!

Especial frases: Cazadores de sombras. Renacimiento.

Mientras pongo a punto la reseña de El Señor de las Sombras,  y siguiendo con la obra de escritoras, os traigo una pequeña recopilación de las frases que más me han gustado de este libro y del primero: Lady Midnight (la cual ya tiene reseña). He de decir que la cantidad de frases del primer libro es bastante mayor que del segundo pero aún así, espero que os guste. 
   Lady Midnight:
   >"—Malcolm, esto no es una historia de amor. —Toda historia es una historia de amor."
   > "—El amor no es perseguir a alguien hasta el aeropuerto —insistió Julian. Se inclinó hacia delante, y Emma vislumbró el borde de su Marca de parabatai en la clavícula, sobre el cuello de la camiseta—. El amor significa que ves a alguien. Eso es todo."
   > "En adelante, sería él quien sujetara a Mark. No era lo que se había imaginado, ni lo que había soñado, pero era la realidad. Era su hermano. Abrazó con fuerza a Mark y ajustó su corazón para soportar esa nueva carga."
   &g…